El Faro

SEGÚN DEL LADO DE LOS 50 CM

VA POR UN AMIGO…

MANUEL MARÍA -articulista-

“… La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida…” que decía  la copla…; “… si naciste p´a martillo del cielo te caen los clavos…” que decía la otra…; Y así, podríamos estar hasta la noche de los tiempos…

Sin lugar a dudas, en diferentes épocas, en diferentes momentos de la historia, en diferentes circunstancias, todos, o casi, hemos pasado un mal trago…

Volvemos a la copla:

“…vino amargo es el que bebo…”

Nunca, y creo que digo bien, nunca los tragos son dulces… ni los de los chupitos…

Cuando uno, aunque no sea por derecho, se enfrenta a una enfermedad de éste tipo -quiero decir, terminal, quiero decir mortífera, quiero decir hija de puta- uno, y solo, o a veces por desgracia no, pero uno, sabe a lo que se enfrenta. Aclaro que a veces no, lo digo porque en algunas ocasiones, el interfecto/a, el perjudicado, el que al final la va a pagar, también es consciente de la situación, de las circunstancias… sabe, en el fondo, en lo que va a terminar todo- maldito desenlace-. Nunca sabremos a ciencia cierta si eso es mejor o peor…

Cuando el deterioro se va palpando, cuando la dolencia se hace palpable, cuando el malestar es latente, cuando todo se va volviendo más negro…

Pero lo que de verdad sabemos es que va a ocurrir… y para colmo, lo sabe… ¡que mierda! ¿no?.

Este mundo, en realidad, no está diseñado para nosotros; cuando menos, creo, no está bien diseñado…

Nadie debería pasar por estos tragos…

Nadie debería pasar por esto…

Aunque si bien mirado, si no es uno es el otro… a fin de cuentas, volvemos a lo mismo, a la misma realidad, en esto algo no funciona…

No, no, no… y mil veces NO, esto no está bien pensado… Tras el dolor, después del sufrimiento, después del padecimiento… solo nos queda el consuelo… Maldito consuelo… ¿Cómo se consuela uno? ¿Cómo?, que alguien me lo diga… No existe consuelo posible… ¿o sí?.

Cuando uno lucha por lo inluchable; cuando uno pelea por lo impeleable; cuando uno se revuelve contra lo inevitable… y al final uno se da cuenta de lo insignificante que es… eso, eso no tiene precio ni valía… todo lo demás, se vuelve lo de menos… ¿Qué  yo soy? ¿Qué yo he sido?… eso, eso no está considerado.

Amigo, a ti te digo, tu sabes quien eres, y a ti, solo a ti te digo: .- ¡¡¡Fuerza!!! ¡¡¡Mucha fuerza!!! Solo así podrás salir adelante… que en el fondo es lo que quería ELLA…

Piensa que tienes tres luceros, tres estrellas por las que luchar… piensa -y no dudes que no te equivocarás- que si todo fuese sido al revés, ELLA lo hubiese sacado para adelante… solo eso te pido… ahí es nada… solo eso, por si te parece poco…

Esas tres estrellas que te han legado, no tienen culpa de haber perdido, antes de tiempo, sin duda, lo mejor que tenían; lo que más deberían valorar -que sin duda lo harán- sí, lo que más, no te ofendas, ELLA es, era, lo mejor; por muy bien que tu lo hagas… Y te hablo sin haber tenido oportunidad de conocerla…

Otra mierda -perdón por las expresiones- nadie, pienso, nadie se debería ir sin que la conocieran, nadie… todos tenemos, o deberíamos tener derecho a que nos conozcan, a que nos traten, a que… no sé, a que puedan opinar de nosotros con razón… La vida es de todo menos bella, menos agradable, menos VIDA… la vida es como viene, y tenemos que asumirla…

Tenía-  y fíjate en el tiempo verbal- un amigo que solía decir: “.- …la vida es una Barca… ya lo decía Calderón de la mierda…”

Chapeau amigo Javier, la clavabas cada vez que lo afirmabas.

De corazón te digo: mucha fuerza y muchos ánimos… Como nosotros diríamos: Ten Cojones, Coño… Porque seguro que ELLA los tendría…

Un abrazo para ti, y un “chapeau” por ELLA, allá donde nos esté viendo… Lo siento, de verdad, lo siento, no hay derecho pero esto es así…

No me cabe duda de que sabrás ser fuerte… No me cabe duda de que sabrás sacarlo todo adelante… No  me cabe duda de que esos tres soles sabrán ayudarte a ello…

Solo se me ocurre decirte, como diría tu compadre, tu socio, tu amigo: “.- SUERTE MAESTRO…”. Velo como otra cornada de la vida.

Un abrazo. Un saludo.

URL: http://elfaromotril.es/?p=113836

Escrito por ElFaro en 8 nov 2018. Archivado bajo Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

1 Comentario por “SEGÚN DEL LADO DE LOS 50 CM”

  1. Marite

    Esta vida no es justa,pero es lo que nos toca vivir.Por eso mucho ánimo y fortaleza para aquellas personas,que en estos momentos estan luchando contra lo imposible.

Deja un comentario

WordPress Themes

Galería de fotos

Acceder WordPress主题
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire