El Faro

CUARENTA AÑOS DE CONVIVENCIA VII

Cobo vuelve a ser alcalde con casi todos los votos de la Corporación

Vicente Fernández Guerrero

Estamos de aniversario, como le vengo diciendo en anteriores citas sobre los Cuarenta años de Convivencia,  cumplimos 40 años en EL FARO (1978-2018). Es por ello que le vamos a contar lo que ha sucedido y hemos publicado en EL FARO durante esos 40 años. En los cuatro volúmenes programados tendrá curiosidades, noticias, historia y opiniones de esos años en  Motril  y la  Costa, con miles de fotos de protagonistas y lugares de nuestra tierra. Porque, para entender el presente, hay que conocer el pasado. Así; si tiene más de 40 años, recordará el pasado y si tiene menos de 40 años, podrá conocerlo, porque vamos a ofrecer una mirada para el recuerdo a la historia de Motril y la Costa de los 40 años.

Y afirmamos que hay que vivir el presente, sin olvidar el pasado.

Le ofrecemos en esta séptima cita, querido lector, la introducción del año 1983, que podrá leer en el primer volumen (1978-1987) de los cuatro volúmenes programados para la nueva publicación de EL FARO “Cuarenta años de Convivencia”. Seguimos publicando aquí en la sección de Opinión, año a año, las diez introducciones hasta el año 1987, con lo que le ofreceremos un adelanto completo del primer volumen.

A mediados de marzo, vísperas de las elecciones municipales y ya con los resultados brillantes de las legislativas de 1982, con diez millones de votos para el PSOE, las autoridades municipales motrileñas, con toda clase de entusiasmos populares, se dispuso a celebrar la IX Semana Verde de la Costa del Sol, que para nosotros constituyó el momento estelar del año porque el montaje de la feria estuvo a la altura de las circunstancias y en sus instalaciones se vivió un ambiente de calor verdaderamente humano y porque los políticos de la Junta de Andalucía con el presidente Rafael Escuredo acudieron a visitarnos. Un discurso incisivo, valiente y hasta exigente del alcalde Enrique Cobo expuso de manera global el problema fundamental del campo en la zona y la necesidad apremiante de resolver el tema de los mercados, la financiación, los regadíos y la creación de una Escuela de Investigación Agraria, sueño de los jóvenes labradores desde hace años. El alcalde explicó con energía cuáles son las soluciones. Tras las palabras del alcalde, Rafael Escuredo dio su respuesta clara y afirmativa al asunto de la creación de Centro de Investigación Agraria: “Motril lo tendrá a corto plazo”.

También fueron aceptadas por el presidente de la Junta las demás peticiones del alcalde, sin límites concretos de tiempo. Lo dicho: el entusiasmo electoral de octubre del 82 estaba en el ambiente y ya se masticaba un nuevo éxito para las locales de mayo. Fue un momento estelar de entusiasmo para esta zona. Nueve meses después de las elecciones municipales, los ánimos estaban más fríos y las esperanzas más recortadas.

En cuanto a la estrategia informativa por nuestra parte, además de salir a la calle para alimentar la información en nuestras páginas, incorporamos la modalidad, entonces novedosa en la prensa, de invitar a protagonistas a nuestra sede social donde estaba la redacción, para tratar los temas del momento que podían interesar a nuestros lectores y así se crearon las tertulias, pioneras,  que denominamos Conversaciones en EL FARO. Por esta iniciativa fueron desfilando empresarios, médicos, sociólogos, políticos y personajes interesantes del ámbito regional, provincial y local.

Las elecciones municipales fueron una continuidad en resultados de la generales del año anterior y llevaron al PSOE a un triunfo que aún no ha sido superado. Enrique Cobo es elegido alcalde de Motril por unanimidad de los veinte concejales presentes en la votación. No asistió al pleno Manuel Santaella. Como Laura Díaz se lo había estado pensando: PSOE sí; o POSE no, no fue en la lista y así quedó una Corporación sin mujeres. “Habéis apostado por mí y yo apuesto por vosotros”, dijo Enrique Cobo en su investidura.

A pesar de los buenos resultados electorales del PSOE, este partido arrastró durante los seis primeros meses del año la mayor crisis jamás imaginada. Dicha crisis, llamada “la rebelión de los catetos” estuvo protagonizada por el inclinado y no por ello menos ínclito, el motrileño Juan Carlos Benavides Yanguas, quien tuvo en jaque a todo el poderoso aparato oficial socialista de Andalucía. Finalmente fueron expulsados del partido los participantes en la “rebelión”.

El año 83 fue en líneas generales un año para ilusionarse por nuestro futuro; pero también con sobresaltos en la economía municipal, frustración en el objetivo Mancomunidad, la semana Verde vuelve a su cauce motrileño, sobresaltos por el futuro de PAMESA; para finalizar el año con el Hospital en marcha, aunque con pocas camas y a esperar la segunda fase que contará con 300 camas.

Por nuestra parte, terminamos el año con una brillante gala en una fiesta inolvidable como fue la entrega de los Faros de Oro.

La actualidad informativa, con sus noticias, entrevistas y reportajes desfilaron por nuestras páginas a lo largo del año, además de las secciones y colaboraciones establecidas desde años anteriores como: las editoriales, artículos  de Francisco Fermín Jiménez, en La Criba; Fulgencio Spa Cortés, en Desde la Torre;  Miguel del Pino Palomares, en El Campo; José Rodríguez Campos, en La actualidad en ripios; Paco Pérez, en Motrileñerías; Antonio Cambril, en Priorato Fino; José Martín González, en Margen Libre; Antonio Ayudarte Rodríguez, en Diálogos Callejeros; Antonio Reina, en Los Toros; Nicolás Bonilla Alonso, en La Buhardilla; Manuel Domínguez García, en Margen Nuestro; José Vinuesa Tentor y Francisco Urquízar, en Los Deportes. Además de las colaboraciones femeninas de Inma y María Ángeles Oliveros Correa, queremos destacar secciones y reportajes como los de José García Morales y Francisco Ortega, quienes se patearon, semana a semana, todos los pueblos y barriadas de la Comarca: Desde Lentejí hasta La Rábita, para conocer, además de su existencia, sus formas de vida, necesidades y reivindicaciones. Páginas como Diálogos con la Cultura, muy trabajadas por Jesús González nos ponían al día, en valor y actualidad, toda la actualidad cultural del momento con sus personajes, sus obras y actos. Disfrutábamos en nuestras páginas con la sección Faro Joven. Eran dos páginas semanales, coordinadas por Miguel Pérez, un joven motrileño que supo aglutinar colaboraciones de artículos de opinión, relatos, poesía, cómics, humor y toda la inquietud de otros jóvenes.

La idea de Comarca era un principio editorial de EL FARO, para dar cuerpo a ese objetivo se instauró una red de corresponsales en los pueblos y así obtuvimos las colaboraciones de: José Mª. Ruiz y Paco Prados, en Almuñécar; Paco Haro, en Molvízar; Eduardo Uceda, en Lentejí; Andrés Martínez Sánchez, en Castell de Ferro; Juan Antonio Hernández Torres, en Ítrabo; José L. Jiménez Teresa, en Los Guájares; Encarni Tamayo, en Salobreña; Joaquín González, en Jete; Antonio Dionisio López, en Otivar; Antonio Ruiz Molina, en Vélez de Benaudalla.

NOTA: De todo lo que hemos enumerado en la introducción sobre este año encontrará amplia documentación informativa sobre lo publicado ese año en EL FARO.

URL: http://elfaromotril.es/?p=111052

Escrito por ElFaro en 12 sep 2018. Archivado bajo Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Free WordPress Themes

Galería de fotos

Acceder WordPress主题
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire