El Faro

El PA-Motril propone distinguir a título honorífico a Juan Lupión ‘El Laguero’ y Federico Maya

R.E.F.

“Los andalucistas estamos muy satisfechos de poner en valor la trayectoria profesional y personal de ambos, mediante este reconocimiento institucional”, ha afirmado Escámez

PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE MOTRIL (Foto: Archivo El Faro)

El Partido Andalucista de Motril eleva al Pleno que se celebrará mañana viernes día 13 de julio, una propuesta en la que se solicita que Juan Lupión y Federico Maya, sean distinguidos honoríficamente por la ciudad motrileña con un reconocimiento oficial consistente en una placa conmemorativa con sus respectivos nombres en dos calles del municipio.

Antonio Escámez, en nombre de su partido y como portavoz del PA en la corporación municipal, ha afirmado que tanto Juan Lupión ‘El Laguero’ como Federico Maya “son acreedores, sin lugar a dudas, de esta distinción institucional por su contribución al engrandecimiento de la sociedad motrileña, cada uno en su parcela, habiendo demostrado con sus acciones el amor y cariño que le profesan a su ciudad adoptiva y al conjunto de los motrileños en general” y añadía “en el caso de Juan Lupión, creemos sinceramente que merece este reconocimiento que hacemos con el corazón, por su excepcional aportación y apoyo al mundo del comercio motrileño. Y en el caso de Federico Maya, entendemos que es merecedor de tal distinción por su extraordinaria contribución y ayuda en pro de los enfermos renales en nuestra ciudad y al mundo asociativo motrileño”.

Distinción Municipal a Título Honorífico

En base al artículo 2.1 del Reglamento Especial de Honores y Distinciones del Excelentísimo Ayuntamiento de Motril, en el punto nº 7 se determina la propuesta de dedicación nominativa de lugares, calles, parques, paseos…y en virtud de ello se propone por parte del Partido Andalucista la Distinción Honorífica mediante una placa conmemorativa a Juan Lupión Pintor, en la calle Santísimo, lugar donde se encuentra uno de los comercios más emblemáticos de Motril, Supermercado El Laguero”. De igual forma, según solicita el PA, se propone una placa conmemorativa a Federico Maya Maya, en la avenida Doctor Norman Bethune, lugar donde se ubica el nuevo centro de diálisis.

Biografías

Juan Lupión ‘El Laguero’

Juan Lupión Pintor, nace en abril de 1948 en el pueblo de Lagos, si bien su familia siempre estuvo afincada en Motril, concretamente en la calle San Miguel, siendo su padre trabajador de la Fábrica de El Pilar durante 42 años. Casado con Carmelina en abril de 1972, quien nació, curiosamente, también en abril del 48.

Juan, desde muy temprana edad comenzó a trabajar repartiendo sacos de trigo y guano, esfuerzo que con el tiempo le ha pasado factura a sus sufridos huesos. Y ayudando en el negocio familiar transportando desde la plaza de San Agustín hasta la calle Santísimo cajas y cajas de fruta y verdura. Su lucha y tesón le permitieron sacarse el carné de conducir con la mayoría de edad y comprarse su primer coche, un Citroen dos caballos blanco.

Con el paso del tiempo y ya en su jubilación, escribió un libro en el año 2014, titulado ‘El triunfo de la voluntad’ donde relata una biografía íntima, muy humana y empresarial, de un hombre hecho así mismo, un luchador infatigable, que sin apenas formación, llegó a convertirse en uno de los empresarios más decisivos de Motril y de la provincia de Granada. Su libro cuenta con nitidez la historia de la ciudad de Motril a través de su gente, con abundante presencia de personas y personajes de las últimas décadas.

Juan Lupión fue presidente de la cooperativa Codemo, presidente fundador de Codemo-Covirán, directivo de la Cámara de Comercio y promotor apasionado de peñas, clubes deportivos y actividades sociales, entre las que destaca la fundada y presidida en 1975 por Juan: la Peña Atlético Comercial; una peña de fútbol donde reinaba la amistad y la vida en familia cada domingo después del partido, por encima del resultado futbolístico.

En 2008, la Asociación de Comerciantes de Motril le concedió el premio Torre de Azúcar.

Ya, oficialmente jubilado, Juan sigue siendo el alma y el corazón del supermercado ‘El Laguero’ de la calle Santísimo. Quién no conoce a Juan: el de las mandarinas, el Rey Melchor, el mariscal de la fruta…el hombre afable de sonrisa recia y noble.

Un hombre con mayúsculas en el catálogo sentimental del comercio motrileño. Juan Lupión Pintor, ‘El Laguero’: el amigo de todos…

Federico Maya

Federico Maya nace en el año 1949 en Lanjarón, siendo el tercero de  cinco hermanos de una familia humilde. Muy joven comienza su pasión por el trabajo, habiendo ejercido de panadero, camarero y todos los oficios relacionados con la hostelería. En Motril fue muy conocido por regentar la Hamburguesería Siria.

Pero Federico enferma de riñón en el año 1994, comenzando aquí su dura experiencia con las enfermedades renales. A partir de ese momento, y durante cuatro años, su vida fue muy difícil en la lucha contra la enfermedad, hasta que en mayo de 1998 recibió una llamada en la que se le anunciaba que sería trasplantado. Un donante le dio la vida y también se la cambió por completo.

Desde entonces Federico Maya ha dedicado su vida a luchar, defender, y aconsejar a los enfermos renales. En primera instancia lo hizo desde la Asociación Nacional ALCER, de la que fue encargado de la Costa durante más de 10 años, y posteriormente fundando la suya propia como ACERCOA.

En todos estos años Federico Maya fue virando su carácter inquieto y emprendedor para convertirse en un alma solidaria, volcándose en el propósito de apoyo a los enfermos que, como él, tuvieron que asumir y aprender a vivir con esta enfermedad.

Desde esta posición emprendió un nuevo camino dando charlas informativas sobre los distintos problemas renales y su prevención, pasando por cientos de lugares en toda la costa y Alpujarra. En esta tarea fue acompañado por otras personas a las que les unía el mismo propósito altruista, como por ejemplo su amigo y médico Raimundo del Moral, coordinador de transplantes de la UCI de Motril, o la vicepresidenta de ACERCOA Montse Sánchez, entre otros. También ha impartido estas mismas charlas en institutos de secundaria de nuestra zona para sensibilizar a los más jóvenes.

Fue un pionero y precursor en la demanda del primer centro de Centro de Hemodiálisis en la Costa de Granada. Una vez cumplido ese sueño de que los enfermos renales pudieran hacer el tratamiento de hemodiálisis en Motril, comenzó su siguiente lucha. Y esta ha sido y será conseguir una unidad de Nefrología como nueva especialidad en el Hospital Santa Ana de Motril.

Igualmente, Federico se ha volcado con personas dializadas en situación de vulnerabilidad, asesorándoles en temas de ayudas económicas, pensiones y trámites burocráticos de todo tipo.

Su colofón como presidente de la asociación fue ver cumplido el sueño de conseguir el monumento homenaje al donante, ‘Dos manos al cielo’, ubicado a en la entrada al Hospital Santa Ana, que dan y reciben al mismo tiempo las gracias por tan tremendo acto de generosidad.

En el pasado mes de abril, en las celebraciones del Día Internacional del Pueblo Gitano se rindió un sentido homenaje a Federico Maya, una persona involucrada y comprometida con las causas sociales, además de solidario, cariñoso, trabajador, generoso y altruista.

Antonio Escámez se ha mostrado satisfecho de realizar esta propuesta de concesión de distinción honorífica desde el Partido Andalucista “porque estamos contribuyendo, con nuestra mejor voluntad, a poner en valor la labor desarrollada por dos grandes personas, Juan y Federico, a lo largo de su dilatada vida personal y profesional”.

URL: http://elfaromotril.es/?p=108375

Escrito por ElFaro en 12 jul 2018. Archivado bajo Destacados, Galerías, Imágenes, Portada. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Weboy

Galería de fotos

Acceder Free WordPress Theme
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire