El Faro

Allí estaba su madre, junto al madero de la cruz

Por, Domingo A. López Fernández

Soledad y Yacente recuperan sus orígenes en el desfile penitencial del sábado santo

PRESIDENCIA Y PASO DE NTRA. SRA. DE LA SOLEDAD (Foto: El Faro)

Sábado Santo en Motril, sábado de silencio y reflexión, pues los cristianos conmemoran a  Jesús en el sepulcro y es por ello que el sagrario de las iglesias permanece todavía abierto y vacío. Pero también es el día en el que se recuerda a la Soledad de la Virgen María en el instante en el que es llevado el cuerpo de Cristo hasta el sepulcro. Esa es, precisamente, la iconografía que reivindica desde sus principios la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad en su paso mariano, escena que se verá completada en el año de 1952 con la incorporación de la talla del Santísimo Cristo Yacente. Desde su fundación la estación de fe de Nuestra Señora de la Soledad es la procesión señera del entonces sábado de gloria, hoy sábado santo, y aquella que hace brillar con luz propia el color negro y amarillo de sus túnicas por las calles de la ciudad.

CRUZ DE GUÍA DE LA PROCESIÓN DEL SÁBADO SANTO (Foto: El Faro)

Este año la popular cofradía del barrio de Capuchinos cumple su LXX aniversario fundacional y es por ello por lo que ha tenido una doble participación en los actos que prefiguran y conmemoran la semana santa motrileña. Primeramente, el viernes de pasión, su imagen cristífera ha presidido el Santo Vía Crucis que organiza la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Motril según decisión unánime de la junta de hermanos mayores, lo que ha motivado que el acto penitencial transcurra por un itinerario que no es habitual con respecto a años precedentes y que por primera vez en su historia le ha hecho transitar por parte del barrio de Capuchinos. La segunda participación ha sido en el tradicional desfile del sábado santo y esta vez recuperando la vieja estampa del cortejo viviente que en otro tiempo le caracterizó a su paso por las calles.

EL CUERPO DEL STMO. CRISTO YACENTE ES PORTADO EN PROCESIÓN A LA ANTIGUA USANZA (Foto: El Faro)

La cofradía de Nuestra Señora de la Soledad tenía fijada su salida procesional para las 19:30 hrs de la tarde desde su casa hermandad, sita en la calle Santa Ana. Es ésta una vía de ancha y luenga extensión, lo que permite configurar con orden y acomodamiento su cortejo penitencial mientras el público se apresta en las aceras. Desde media hora antes de la salida ya se hallaba establecida la cabeza de la procesión en el inicio de la calle figurando a su frente la banda de cornetas y tambores “La Sentencia de Almuñécar”. Esta estampa no es nada habitual en el cortejo dado que siempre ocupa su lugar habitual tras el paso de misterio, pero este año, como se sabe, no se incorpora éste al séquito al retomarse la antigua tradición del paso viviente de Cristo. Tras la banda ha figurado la cruz de guía, el grupo joven de niños ataviados de hebrero y emblemas pasionistas y las filas penitenciales con los peculiares “farolillos” que le son característicos. El estandarte de Cristo Yacente ha dado paso a la figura de “la Chia” y su escolta de honor de trompetas de ronco sonido que anteceden a la presidencia oficial del paso y que componen en esta ocasión los cuerpos de la Policía Local, Protección Civil, Guardia Civil, representantes municipales y la Agrupación de Hermandades y Cofradías de la ciudad. Tras ellos el paso viviente de Cristo Yacente, auténtica novedad de este año en conmemoración de ese LXX aniversario fundacional de la corporación cofrade. La imagen titular ha marchado, pues  portada sobre angarillas y con personas revestidas de personajes de época tales como San Juan, José de Arimatea o Nicodemus, entre otros muchos. Junto a ellos las populares “Tres Marías”, y una amplia cohorte de apóstoles y hebreos a los que ha seguido una imponente escuadra de soldados romanos con su capitán al frente que también recuerda aquel lejano año  de 1961 en el que la junta de gobierno que presidía por entonces Rafael García Luján decidió incorporar la nueva sección de romanos al cortejo penitencial.

PASO DE NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD PORTADO POR MUJERES (Foto: El Faro)

Por lo que respecta al tramo de Nuestra Señora de la Soledad, aparece éste abierto por tres faroles y dos largas filas de hermanos de penitencia que culminan en el estandarte mariano y el tradicional cuerpo de camareras. En presidencia oficial marcha el hermano mayor, Reinaldo Tarragona, camareras mayores y el industrial Antonio Medina que ha sido invitado expresamente al cortejo por la junta de gobierno. Finalmente, el cuerpo de incensarios y el paso de Nuestra Señora de la Soledad, que marcha, por primera vez en su historia en modalidad de costal sevillano y portado por una cuadrilla exclusiva de mujeres costaleras. Sobre él la imagen titular con la cruz desnuda a sus espaldas, efigie de autor desconocido y que por apostura artística puede encuadrarse dentro de la escuela granadina del siglo XVIII. Finalmente,  la Banda de Música de Itrabo, que marcha por cuarto año consecutivo y que ha amenizado su paso con escogidas composiciones de corte religioso.

En pleno recorrido procesional, el hermano mayor de la cofradía, Reinaldo Tarragona, dedicaba unos minutos a EL FARO para trasladar sus impresiones del cómo estaba transcurriendo el ejercicio penitencial. En su intervención exponía que “ha ido bastante bien, hemos salido con media hora de antelación porque no podíamos saber cómo podíamos llegar con el paso vivo y el nuevo paso a costal de la Virgen hasta tribuna oficial y hemos llegado bien y con un público que nos ha estado acompañando durante todo el recorrido. Si es verdad que el tiempo nos ha complicado un poco el paso en el tema de la candelería de la Virgen, pero por lo demás todo muy bien y la impresión que ha causado el paso viviente totalmente positiva y así nos lo ha trasladado la gente. Ha habido personas que sabían de este estreno, pero otras no y han quedado gratamente sorprendidas porque le ha recordado los primeros años de su juventud cuando asistían al paso de la procesión”.

EL SANTÍSIMO CRISTO YACENTE EN PROCESIÓN POR LAS CALLES DE MOTRIL (Foto: El Faro)

El itinerario dispuesto por la junta de gobierno de la cofradía para este año ha iniciado su salida desde la casa hermandad y ha continuado por la calle Santa Ana, Manuel de Falla, Pío XII, Rambla de Capuchinos, Fundición, Nueva, Teatro, Marqués de Vistabella, Javier de Burgos, Catalanes, Emilio Moré, Gaspar Esteva, Cruz Verde, Bustamante, Teatro, Nueva, Cuevas, López Rubio, Cáceres y Santa Ana para proceder desde aquí a su encierro, acto que ha tenido lugar a las 23:45 hrs de la noche. Éxito, pues el de la salida penitencial de la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, que ha constituido un ordenado cortejo penitencial formado 250 personas y un nuevo paso mariano que ha estrenado el cuerpo de mujeres costaleras. A destacar también el especial recuerdo que ha tenido la junta de gobierno de la cofradía hacía el hermano cofrade Manuel Molina Lorenzo, fallecido el pasado mes de febrero, razón por la cual el paso de Nuestra Señora de la Soledad ha lucido un crespón negro en su frontal.

URL: http://elfaromotril.es/?p=103284

Escrito por ElFaro en 1 abr 2018. Archivado bajo Cofrade, Destacados, Galerías, Imágenes, Portada. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

WordPress Themes

Galería de fotos

Acceder WordPress Blog
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire