El Faro

EL VERBO PROSCRITO

SORPRESAS TE DA EL HUMO

JUAN JOSÉ CUENCA -Escritor-

Aunque la canción decía aquello de “fumar es un placer, sensual”, lo cierto es que las cosas han cambiado sobremanera en lo que se refiere a esos pequeños chutes de nicotina. No cabe duda alguna de que el tabaco es perjudicial, un veneno lento que se va apoderando de nuestro cuerpo. Lo miremos por donde lo miremos. En la lista interminable de efectos nocivos, secundarios, podríamos obviar una plaga cada vez más abundante que, desde hace unos años, se ha añadido a la lista de consecuencias nefastas que nos produce el tabaco: el rechazo social, la exclusión a pequeños guetos, reductos mínimos donde saturar nuestros pulmones de nicotina y plomo, exhalando vaharadas de humo grisáceo y aterciopelado.

En el intento de minimizar este rechazo (quizás más que minimizar los efectos peligrosos, a los que el fumador empedernido no suele prestar atención) se crearon los cigarrillos electrónicos (vapear, creo que lo llaman), un sucedáneo con sabor a frutas que sacia el ansia del humo verdadero. Parece ser que la cosa no funciona tan bien como debiera…, convirtiendo así a los “vapeadores” en parias por partida doble.

Por contra, y aunque parezca increíble, esta semana he descubierto una noticia curiosa donde, por una vez y sin que sirva de precedente, el tabaco produce un efecto beneficioso… siempre y cuando no se consuma. Me explico. A los beneficios que conllevan para nuestro organismo el no depender de la nicotina, se añade ahora una empresa, pionera eso sí, que da vacaciones a los empleados que no fumen. El motivo, según cuentan, no es otro que la no pérdida de tiempo diario con el tema de “echar un cigarro”.

Es lógico que exista una cierta sensación de discriminación e injusticia entre las personas no fumadoras y las que suelen fumar, respecto a los parones para consumir cigarrillos en horas de trabajo. A pesar de todo, pocas empresas han tomado hasta ahora cartas en el asunto y han propuesto soluciones. Hasta que ha llegado esta empresa japonesa que ha decidido compensar a sus trabajadores no fumadores con días de vacaciones por todos los descansos que se toman sus compañeros para darle al noble arte del tabaco.

Esta compañía es la consultora de mercadotecnia en línea Piala Inc., con sede en Tokio que llegó a la conclusión después de que uno de sus empleados no fumadores dejase un mensaje en el buzón de sugerencias de la empresa, donde dejaba constancia de los problemas que ocasionaban las pausas para fumar. Según Hirotaka Matsushima, portavoz de la compañía, al leer esto la dirección estuvo de acuerdo y se tomaron medidas al respecto. En concreto se decidió darle a los empleados no fumadores tiempo libre para compensarlo.

Por otro lado se da la circunstancia de que esta compañía nipona se encuentra en la planta 29 de un edificio de oficinas, lo que significa que los fumadores tienen que bajar todas estas plantas cada vez que quieren un cigarrillo. Esto implica que cada descanso les lleva, como mínimo, 15 minutos. Bueno, verdaderamente estos japoneses son unos principiantes y no han estado en España, donde cada vez que un empleado quiere fumar, esos 15 minutos se gastan sólo en buscar el paquete de tabaco. A ver si aprenden.

Bromas aparte, esta empresa nipona espera alentar a sus empleados a dejar de fumar a través de incentivos como éste, en lugar de aplicar sanciones o coerción.

Ya lo saben: si son fumadores nadie les va a poder quitar (de momento) esa pausa casi sagrada en catarsis con el humo; pero para aquellos que no lo son, ahora se están empezando a ver beneficios en forma de días de asueto. Todos contentos.

Lo que no está tan claro es qué nos deparará el futuro. Quizás aquellos pobladores del planeta Nicotina se vean abocados pronto a esconderse en túneles subterráneos para dar caladas de forma anónima y clandestina, con los ojos llorosos y apesadumbrados por estar cometiendo un delito… o un pecado, quién sabe. Mientras, los no fumadores se convertirán desde sus tronos libres de humo en dedos acusadores del desliz más mínimo. Ya veremos.

Mientras tanto aquí me tienen. Fumando espero…

URL: http://elfaromotril.es/?p=103190

Escrito por ElFaro en 30 mar 2018. Archivado bajo Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Weboy

Galería de fotos

Acceder Premium WordPress Themes
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire