El Faro

EL VERBO PROSCRITO

DÍA MUNDIAL DE…

JUAN JOSÉ CUENCA -Escritor-

¿No han observado ustedes que de un tiempo a esta parte nos ha dado por celebrar cualquier cosa, por gilipollesca que parezca, atribuyendo a esa “cosa” su particular día mundial? Serán las ganas de festejar, de olvidar la gris cotidianeidad diaria, los problemas… Aunque seamos sinceros: estos “días de” no valen para nada, es como si quisiéramos dotar de aliento propio a todo aquello que no encuentra su lugar fuera de este pequeño reconocimiento.

Ya me dirán ustedes, ¿para qué sirve festejar el día mundial del retrete?, pues eso, para absolutamente nada. Vamos que si no existiera, ni nos importaría, ni alteraríamos en lo más mínimo el equilibrio del Cosmos. Pero ese afán desmedido por dar que hablar, a veces supera con creces lo más friki de una peli de ciencia ficción y hace que no prestemos la más mínima atención a ese día que se pretende arraigue en nuestro calendario anual, para evadirnos de otros motivos u otros pensamientos que sí son importantes.

Cuando empezó todo esto, tímidamente aparecía de higos a brevas un “día mundial de” para recordar y luchar por iconos de nuestra sociedad que, en ese momento, parecían preocuparnos mucho. Así se celebraba el día del cáncer, del sida, del alzheimer, de la salud medioambiental, etc., etc., etc., para más tarde ir degradándose celebrando casi cualquier cosa. Lo del retrete, aunque suene a guasa, es verídico. Como también lo es el día de los pelirrojos, de los gemelos idénticos o de las personas con estrabismo galopante. ¿Qué necesidad hay de todo esto? ¿Realmente sirve para algo? Ya les contesto yo, no se apuren: no sirve, vuelvo a reiterarme, para nada. Tal vez algún lumbreras pensó en su momento que el santoral andaba algo escaso de santos o éstos estaban ya muy vistos, y había que ingeniárselas para darle vidilla al calendario mundial de las estupideces.

Ya decían que estando Franco en vida se pasaba los días inaugurando pantanos y alentando a la ciudadanía para que se dejara la piel defendiendo los colores de su equipo favorito de fútbol, al que él también era gran aficionado. Le llovieron las críticas (con mote de por medio) y lo tacharon de vende humos, de intentar desviar la atención hacia asuntos que nos enardecían y nos unían en una piña (algo parecido a cuando España juega en el Mundial) para distraernos de los verdaderos, terribles y acuciantes problemas que castigaban a nuestro país, dejándolo casi herido de muerte. Con esto quiero decir que estas maniobras de distracción no son algo nuevo. Bueno, la verdad sea dicha, ya no nos distraen de nada, cansados como estamos de tanta pantomima. Porque la degeneración de la causa converge irremediablemente en el hastío más absoluto y despreciativo.

Algo similar ocurre cuando una desgracia nos golpea en forma de atentado, o de catástrofe natural o de cualquier otra índole, que hace que los ciudadanos nos unamos en un solo ente masificado para condenar el asunto en cuestión. Mensajes de condolencia, de dolor y rabia, banderas para exaltar el patriotismo y crespones negros recorren las redes sociales para dar cuenta de lo solidarios y buenos que somos. No sirve para nada, claro, al igual que los “días mundiales de” en los que nos colocamos lacitos en las solapas de la chaqueta o en pecho, sintiéndonos con eso confortados y pesando que hemos hecho la buena acción del día.

Llegará un momento en que celebremos cosas más inverosímiles aún, seguramente para distraernos con la canción dulcificada y anestesiante de buena voluntad donde nos amparamos la masa. Así nos creemos más solidarios y pensamos en purgar nuestros pecados con una pátina descascarillada de tolerancia y visibilidad que, de otro modo, en otro día o en otra circunstancia, quedaría relegada al rincón más oscuro y despoblado de la consciencia.

URL: http://elfaromotril.es/?p=68104

Escrito por ElFaro en 31 ago 2016. Archivado bajo Opinión. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

Free WordPress Theme

Galería de fotos

Acceder Free WordPress Themes
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire