El Faro

Reportaje EL FARO: La historia de un modelista de oro

FRANCISCO PINOS, MODELANDO EN SU TALLER

Francisco José Pinos Cabrera, modelista motrileño desde hace ya muchos años, aunque su verdadera profesión es la de panadero, que viene ejerciendo  en un hotel de la prestigiosa cadena Robinson, la cual  tiene un complejo hotelero enclavado en la ciudad de Motril, en la zona de Playa Granada.

En sus ratos libres se dedica a hacer maquetas, ya a un nivel casi profesional, -aunque no se dedique plenamente a ello- pero sí la ejerce a nivel particular, además, escribe para varias revistas de modelismo nacionales y también algunas de carácter internacional como Hobbywolr, Euromodelismo, Master Modeler (Japonesa), Stell Master (Francesa), Xtremen Modelling (ya desaparecida) y algunas más eventuales que se fijan en sus trabajos y le piden artículos dedicados a esta faceta suya, pero lo más importante, sin lugar a dudas, es que posee ya su propio taller de modelismo donde enseña las técnicas de montaje y, como no, las técnicas de pintura basadas todas en técnicas refinadas de las Bellas Artes.

PREMIOS OBTENIDOS

FCO. PINOS CABRERA

Francisco Pinos lleva doce años ya en la competición modelística donde ha conseguido unos 150 premios a nivel local, regional, nacional y siendo acreedor de algunos galardones internacionales fuera de nuestras fronteras. Pero quizás su premio más importante es el obtenido en el Mundial ‘WORLD EXPO GIRONA 2008’, donde no podemos olvidar la alegría con la que se celebró ese año en España –aún queda en el recuerdo–  ya que ganó en la categoría reina de los vehículos militares en categoría ‘Master M-3’ vehículos de construcción propia SCRAHS, es decir, a partir de fotos de museo sacar planos y construir el vehículo fiel y completamente al del museo, hasta el último tornillo. Así, se hizo con la medalla más importante y el más alto galardón que puede ganar un modelista el ‘Oro Absoluto’ de la categoría.

Este año 2014 lleva también ganados unos cuantos premios, entre ellos, una medalla de plata y una de bronce en Leganés (Madrid) y otras dos plata y bronce en Torrent (Valencia), donde hemos de destacar la valía de esas medallas por ser un evento a nivel internacional, y al cual vienen a España muchísimos modelistas extranjeros de Europa, América y Asia.

MAQUETA: FCO. PINOS

También debemos hacer referencia obligada al concurso de Torrent, especialmente, pues está calificado como el primero en importancia a nivel español, siendo uno de los tres mejores de Europa; y el anteriormente mencionado de Leganés, que está subiendo año a año de nivel de importancia y ya está situado en tres los tres primeros; así como el último concurso en el que ha competido, en tierras almerienses, más concretamente en la capital, donde se ha celebrado el encuentro en el Patio de Luces de la Diputación de Almería, y en el cual ha conseguido un premio especial : medalla de bronce y una mención de Honor, como no decirlo con orgullo, pues ha supuesto la gran alegría de su vida, pues su hijo Adrián Pinos, de 12 años de edad,  también obtuvo una mención de Honor en la categoría Junior donde compiten los modelistas de 6 a 16 años.

MAQUETA: FCO. PINOS

Al margen de sus maquetas ya laureadas, Francisco Pinos también ha estado  este año como jurado en el concurso Internacional de Málaga que se celebra en el Palacio de la Paz en la localidad de Fuengirola, donde le ha correspondido juzgar las categorías de vehículos militares y las categorías de viñetas y dioramas con el prestigioso e internacional modelista almeriense Joaquín García Gázquez, todo un honor  para este motrileño, pues se le confió tan ardua tarea de juzgar a los mejores modelistas del momento, en el actual 2014.

SU TALLER, Y EL MODELISMO EN GENERAL

El que veis en las fotografías, es su taller de modelismo en Motril, un rincón para los amantes de la historia, y decimos historia, porque en este taller se recrean mediante dioramas famosas batallas de la Guerra de Secesión Americana, la Batalla de Zululandia, la Batalla de Verdún, o Batallas de la 2ª Guerra Mundial.

MAQUETA: FCO. PINOS

Además, en su lugar de modelismo, se realizan maquetas de distintos tipos como: naval, militar, civil, barcos, aviones, carros de combate…etc.

Según nos explica Francisco Pinos, el modelismo estático es una actividad que recrea un sinónimo de cualidades como la habilidad, creatividad, paciencia y cultura, ya que el modelismo en todas sus formas es fiel imagen de la historia del hombre desde el pasado hasta nuestros días.

MAQUETA: FCO. PINOS

El modelismo te da la ocasión, reconoce el artista, de conocer la historia del hombre desde su nacimiento hasta nuestros días, es decir, que por medio del modelismo podremos recrear cualquier momento de nuestra historia, por ejemplo, desde el Imperio Romano, el Imperio Persa, la Edad Medieval, las Guerras en Tierra Santa, la Conquista del Nuevo Mundo, las Guerras Napoleónicas, los famosos Tercios de Flandes, la Revolución Francesa, la Primera y Segunda Guerra Mundial, la primera Nave espacial que llego a la luna, he incluso, tocar temas de ciencia ficción como la Guerra de las Galaxias, súper héroes y todo lo que nuestra imaginación sea capaz de crear.

Las ramas del modelismo son muy amplias ya que cada una oculta sus encantos que no son pocos, explica con pasión Francisco Pinos.

MODELISMO NAVAL

FCO. PINOS CABRERA

El modelismo naval te da la oportunidad de construir y recrear cualquier barco, de cualquier época, ya sea de la etapa de los fenicios, persa, romanos, hasta la época dorada de la navegación con una innumerable gama de galeones de barcos de líneas, y así, explica el modelista, un sinfín de pequeñas embarcaciones que la época de la madera y la vela pudo dar al mundo; además, podemos recrear la época de las dos contiendas mundiales con un sinfín de Navíos de la época del acero, como los grandes acorazados y portaviones, submarinos, destructores, barcos de apoyo y desembarco de tropas, hasta llegar a nuestros días con los grandes petroleros y barcos de contenedores si dejar atrás la magnífica flota de pesca.

MODELISMO MILITAR

MAQUETA: FCO. PINOS

Nuestro laureado modelista, continúa descubriéndonos este apasionante mundo con el modelismo militar. Es sin duda la parte que más abarca ya que recrea todas las contiendas de la historia de la humanidad y es quizá la más atractiva para los modelistas, ya que el mismo modelista se sumerge en cualquier época de la historia, por ejemplo, la Segunda Guerra Mundial para recrear y construir los vehículos de ambos bandos con los que unos ocuparon casi toda Europa, otros con los vehículos con los que la liberaron y siempre fiel a la historia, como no puede ser de otra manera, ya que cuando se acomete la construcción de cualquier vehículo militar siempre hay que seguir unos patrones que son el montaje exacto al vehículo real: la pintura que cubría al vehículo -ya sea pintura base o pintura de camuflaje- lo más exactamente posible y tener un rigor histórico en cuanto a la unidad a la que perteneció, sitio y época donde combatió.

Y en este aspecto es donde más cualidades salen a relucir de un modelista, comenta Francisco Pinos, ya que con el vehículo que construye aprende la mecánica del vehículo, que motor llevaba, que cadenas utilizaba, cuántos litros de combustible consumía, que versiones del vehículo en sí existieron, y de esta forma, aprender conocimientos de Bellas Artes como la utilización de técnicas de oleos, pigmentos, acuarelas etc…, para dar al vehículo el realismo que lo diferencia de un mero juguete y pasa a ser una autentica pieza de colección.

MAQUETA: FCO. PINOS

Además de los conocimientos que se adquieren en geografía y el medio ambiente -clima y vegetación-, abunda el modelista, dónde se ubicaba el vehículo, por ejemplo: “podríamos destacar nuestro vehículo en Túnez, en la campaña del Norte de África: a la hora de ambientar un vehículo ya no sólo es necesario un buen montaje y una buena pintura sino también una recreación de algún momento de la vida de ese vehículo y su tripulación, y es ahí donde se adquieren esos conocimientos, pues si el vehículo se encuentra en Túnez ya averiguamos que el clima es mediterráneo y que la vegetación y calidad del terreno es casi idéntico al que maneja la Península Ibérica, el sur de Francia, Italia y Grecia, con la vegetación autóctona y ecosistema que allí se enclava”.

Es decir que mediante un vehículo militar se crea unos conocimientos que quizá en otra actividad no se aprenden y te da la posibilidad de realizar tus propios planos y de ahí construir tu propio vehículo, argumenta Francisco Pinos.

MAQUETA: FCO. PINOS

Y así, hasta que la imaginación o la historia nos permita, explica: “se pueden tocar todas las demás modalidades como la aviación, vehículos civiles, coches de carreras y de calle, motos, barcos de recreo, trenes y la más extensa del modelismo, que viene a ser por su ya dilatada hegemonía a lo largo de los años, como son las figuras históricas, pues ¡quien no ha jugado y pintado los famosos soldaditos de plomo!”.

En resumen, una apasionante actividad, la del modelismo, en la que tenemos un motrileño que brilla con luz propia por su maestría y dedicación, con reconocimientos de alto nivel que nos hacen sentirnos orgullosos de este paisano nuestro: Francisco Pinos Cabrera. Enhorabuena desde EL FARO, a seguir disfrutando y cosechando éxitos modélicos en el arte del modelismo, eso sí, sin dejar de hacer pan.

URL: http://elfaromotril.es/?p=26554

Escrito por ElFaro en 13 dic 2014. Archivado bajo Andalucía, Cultura y Sociedad, Destacados, Galerías, General, Hemeroteca, Imágenes, Opinión, Portada. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

WordPress Blog

Galería de fotos

Acceder Weboy
Wp Advanced Newspaper WordPress Themes Gabfire